martes, 17 de febrero de 2015

MÉRIDA-VENEZUELA: REUNIÓN DE LA CÁTEDRA DE TAUROMAQUIA DE LA U.LA. Y CÍRCULO BIENVENIDA EN EL MUSEO TAURINO.


El profesor Fortunato González Cruz, presidente del Capítulo Nacional de Venezuela del C.T.A.D.B.

CÁTEDRA DE TAUROMAQUIA "G. BRICEÑO FERRIGNI" DE LA U.LA.
CIRCULO T. AMIGOS DE LA DINASTÍA BIENVENIDA
-Capítulo de Mérida-
MUSEO TAURINO DE MÉRIDA


Redacción 'Dinastía Bienvenida' blogspot
Mérida-Venezuela, 16 de Febrero de 2015
De gran interés ha resultado la sesión celebrada en el Museo Taurino de la ciudad de Mérida, constituido en espacio acogedor de la CÁTEDRA DE TAUROMAQUIA "G. BRICEÑO FERRIGNI" DE LA UNIVERSIDAD DE LOS ANDES, con su fundador y director al frente, el profesor Fortunato González Cruz, con el Círculo T. A. Dinastía Bienvenida representado por sus directivos Juan Lamarca y Javier Morales, y el Capítulo de Mérida del C.T.A.D.B.


Abrió la sesión, Fortunato Gonzaléz, asesor taurino del Municipio de Mérida y de la Comisión Taurina Municipal, recordando la figura y obra de recientemente fallecido don Rafael Enrique Casal Heredia, presidente del Capítulo Nacional de Venezuela, dando cuenta detallada de la novedosa promulgación de la Ordenanza Taurina con las modificaciones efectuadas, explicando los criterios adoptados y el desarrollo normativo llevado a efecto por los miembros de la Comisión, basados en la corrección semántica de ciertos giros obsoletos texto legal y de la adecuación de ciertas circunstancias de lidia a la nueva realidad de sensibilización social respecto al maltrato animal.

Juan Lamarca, en su intervención en relación con la reglamentación taurina, felicitó a la Comisión Municipal, allí representada por su presidente, Jorge Bustamente, por su loable iniciativa llevada a cabo, sin duda, con el mejor afán de perfeccionamiento del desarrollo de la corrida de toros y quizás con el ánimo de satisfacer las exigencias de últimas corrientes antitaurinas con unas disposiciones que eliminan posibles situaciones de "opropio y sufrimiento" al toro a la vista del público que asiste al espectáculo.
No obstante, Juan Lamarca expresó lo que a su juicio debiera prevalecer como principios y reglas motivadores de cualquier ordenanza taurina, y principalmente el de garantizar el derecho de los espectadores y de cuantos intervienen en el espectáculo taurino, y de velar por la pureza e integridad de la corrida, en la ejecución de las suertes de lidia y en el trapío, casta y defensas de las reses que se lidian, lo que a la postre sería lo que garantizaría el futuro de la fiesta basada en la verdad del toro, precisando que si fuera necesario la redacción de reglamentación taurina esta nunca debería dirigirse a la modificación de las suertes, y restricción o prohibición modos y formas del lidia tradicionales.

Igualmente, y ante las graves vicisitudes que atraviesa la Fiesta por las acciones hostiles en contra que solo persiguen medidas restrictivas o prohibitivas de la acividad taurina y de su corrida de toros, además de indignidad en la que se trata de sumir a los aficionados, Juan Lamarca apeló a la unidad des estamento profesional taurinos y del asociacionismo taurino a fin de plantar cara con el empleo de los cauces legales ante las instancias que fueren necesarios, sugiriendo que el Capítulo Nacional del Círculo Bienvenida se constituya en plataforma jurídica que convoque y aúne a las fuerzas taurinas para emprender y litigar cuantas acciones fueren precisas en defensa de la cauda taurina, y el honor y dignidad de los aficionados a los toros.

Tras un interesante debate y la intervención de varias personas asistentes integrantes de los distintos Capítulos bienvenidistas, como el Sr. Stopello de Valencia-Carabobo, y el alcalde de dicha ciudad, se pasó a la entrega de de sendos reconocimientos a personalidades que se han distinguido por su valiosa aportación a la cultura y prestigio de la tauromaquia, tales como Hernán López Añez, comisionaod taurino del Municipio Libertador merideño, Antonio Rangel, director de la Banda de Música "La Mesa de los Indios", y Aníbal García Soteldo, afamado fotógrafo taurino.

Se finalizó el evento con la toma de juramento por Juan Lamarca, del nuevo presidente nacional del C.T.A.D.B. de Venezuela, sucesor en el cargo del Dr. Casal, el profesor Fortunatop González Cruz con su nuevo directorio.
Juan Lamarca impuso al nuevo dirigente venezolano el preciado galardón bienvenidista de la "Insignia de Plata".

Siguió la juramentación con la remodelada junta directiva del Capítulo de Tovar, presidido por el profesor Iván Vivas, para finalizar con el remodelado Capítulo de Mérida, ciudad pionera en el acogimiento del movimiento bienvenidista en Venezuela, y así recibir en juramento Alejandra Sandía y su nuevo directorio.

La finalización de este importante acto para el fomento y defensa de la fiesta brava en Venezuela, tuvo un remate remate artístico con la excelente actuación de un grupo de jóvenes interpretando baile español.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada