jueves, 12 de febrero de 2015

MÉRIDA-VENEZUELA: La Feria del Sol toma protagonismo taurino a partir de hoy. Presencia del Círculo Bienvenida


Marco de lujo el que se espera a partir de esta tarde en los tendidos de la Plaza de Toros Monumental de Mérida. Foto: Aníbal García Soteldo


Seis tarde de toros con gran variedad de nombres
La Feria del Sol toma protagonismo taurino a partir de hoy

Rutilantes nombres de toreros y ganaderías venezolanas componen el abono de la XLVI edición. 

  • Morante de la Puebla, Alejandro Talavante, Leonardo Benítez y los debutantes diestros mexicanos Juan Pablo Sánchez y Arturo Saldívar, son las principales atracciones. 
  • Fabio Castañeda y César Valencia, espadas venezolanos debutantes que se unen a los ya conocidos merideños Rafael Orellana, Leonardo Rivera, Alexander y Jonnatán Guillen.

RUBÉN DARÍO VILLAFRAZ
Mérida, 12 de Febrero de 2015.-Han pasado casi dos años de ayuno taurino en la ciudad de Mérida. Esta tarde culmina la espera, con la realización del primero de los capítulos que la debutante en esta plaza, Empresa Taurina RAMGUERTAURO escenificará en el marco de la Feria del Sol 2015.

Y ante las vicisitudes que han imperado, finalmente la afición amante al rito del toro bravo sale avante, ante lo que es el más importante evento que alberga la ciudad en su calendario festivo. Es el “Carnaval Taurino de América” punto de encuentro y confluencia de taurinos propios y foráneos con ansias de ver arte, pasión y emoción expresadas en la más puro y emotiva expresión artística como es el toreo.


BENÍTEZ EN SU PRIMERA COMPARECENCIA ANTE EL DEBUT DE SALDÍVAR Y VALENCIA

Esta tarde arranca el periplo taurino con la escenificación de uno de los carteles destacados del abono. Se trata de la presencia del veterano espada caraqueño Leonardo Benítez, quien viene con la “mosca en la oreja” tras su lúgubre paso por la reciente Feria de San Sebastián, donde lució abúlico y poco resolutivo.

Es por ello que su reencuentro con una afición incondicional como la emeritense sirva de oxigenante, más tras el precedente de hace dos años en este mismo ruedo, donde cuajaría una de sus más importantes tardes en el ruedo monumental merideño.

Par de interesantes propuestas es la que representa los jóvenes espadas Arturo Saldívar y el venezolano César Valencia. El primero diestro mexicano de gran cartel, con triunfos importantes en plazas como La México, Aguascalientes, e incluso en Madrid el año 2013, donde cortaría una oreja que le catapultó en el interés del taurino azteca. Viene a debutar con la vitola de la expectación como de la misma manera lo tiene el recién alternativado carabobeño César Valencia, quien finalmente tomó alternativa en San Cristóbal semanas atrás, coronando un triunfo y expectativas tejidas a lo largo de su vasta y completa campaña como novillero en España y Francia.

Complementa cartel la actuación del rejoneador Francisco Javier Rodríguez, quien viene recuperándose -fractura de tibia derecha- de accidente mientras entrenaba su cuadra, en territorio donde se conoce de rejoneo, a tenor también de lo visto y demostrado los últimos años exponentes como Hermoso de Mendoza y Ventura, en San Cristóbal, que ha servido para subir el listón de exigencia por parte del público y el aficionado entendido.

Los toros pertenecerán a los hierros del Lic. Hugo Domingo Molina (Rancho Grande / El Prado / La Consolación), quien igualmente viene “mosqueado” tras su no del todo exitoso paso por la cita sancristobalence. Mérida es talismán de que sus pupilos embistan, como lo ha comprobado reiteradamente.


EL ARTE NO TIENE MIEDO Y TIENE NOMBRE… “MORANTE DE LA PUEBLA”

Así reza parte del spot publicitario de uno torero de culto en la actualidad. Se trata del sevillano “Morante de la Puebla”, sin duda alguna la baraja más importante de éxito que se juegan los empresarios Ricardo Ramírez y Juan José Guerrero.

En tal sentido el cartel de mañana no es para desaprovechar, pues aparte del enigma que embarga el toreo del mencionado torero de Puebla del Rio, lo es también el que se encartele al lado de un torero de personal mensaje en su toreo, como lo es el extremeño Alejandro Talavante. 


Ambos integran una de las combinaciones que seguro colocará en las taquillas el “no hay billetes” que se espera, rematando la presencia del tovareño Rafael Orellana una de las mayores oportunidades de medirse en buena lid ante dos figurones del toreo, que saldrán a no regalarle las palmas.

Los toros nuevamente de los hierros de Hugo Domingo Molina se esperan que sean los mayores colaboradores para desperdigar emoción en tarde de gran expectación.

LA NOCTURNA OFRECE OPORTUNIDAD DE LA REIVINDICACIÓN

La doble función de este sábado culmina por la noche con la nocturna que comenzó como un festejo anexo y ya está tomando cuerpo e identidad propia en el abono. Es el caso que nuevamente se anuncie al rejoneador Francisco Javier Rodríguez, junto a los diestros de a pie, Iker Cobo y Alexander Guillén.

Precisamente el merideño Alexander Guillén entra por la vía de la sustitución tras la incomparecencia del rejoneador neogranadino Juan Rafael Restrepo, de allí que entre al lado del diestro donostiarra Cobo, para quien no le debe ser ajeno pisar un ruedo de la envergadura de la “Román Eduardo Sandia”, y donde le urge al igual que Guillén sumar una actuación o triunfo contundente que le abra las puertas de otras plazas nacionales.

Los toros a correrse serán un mano a mano –valga el termino- de dos ganaderías de amplia historia dentro de la cabaña brava venezolana, como lo son Los Aranguez y La Cruz de Hierro, apuesta interesante por el encaste Santa Coloma – Saltillo, que a bien llevan con mucha afición Don Alberto Ramírez Avendaño y Orlando Echenagucia.

CONDE VUELVE POR LA REDENCIÓN DE LA AFICIÓN MERIDEÑA

El cartel de este domingo es la combinación de inspiración, sentimiento y ambición de triunfo reunido en tres nombres distintos. Se trata de la presencia del siempre enigmático coleta malagueño Javier Conde, quien en su última presentación en este ruedo la polémica estuvo a la luz del día. Vamos, que no es descubrir la noche, ante un torero que así mismo como puede enervar las cañas tiene el don de convertirlas en palmas, ante un arrebato de inspiración, como en más de una ocasión ha ocurrido en este mismo ruedo.

Le acompañan dos diestros a estrenarse en el ruedo emeritense. Se trata del mexicano Juan Pablo Sánchez, coleta de gran cartel en México, donde el mensaje de su toreo y trazo del muletazo es sinónimo de su personal concepto del toreo, como de la misma forma observaremos las formas y maneras del joven tachirense Fabio Castañeda, triunfador el año de la Feria de San Sebastián, quien pisa por vez primera el redondel merideño con miras a conquistarlo. Aptitud y condiciones tiene, que esperemos logre expresar ante los toros del hierro de Campolargo, astados que con el pasar de los años a base de su regularidad en la provincia nacional se han colocado en sitial a reconocer entre las divisas nacionales.


BENÍTEZ-MORANTE… Y EL CALIFA EN POS DEL TRIUNFO

Cartel este que se las trae el del lunes de carnaval, fecha que igualmente muchos han resaltado en sus respectivos calendarios y agendas. Realizaran su segunda comparecencia Leonardo Benítez y “Morante de la Puebla”, donde está el precedente ambos de haber ofrecido en esta misma arena una de las tardes más apasionantes que se recuerde, cuando el 21 de febrero del 2009 el “León de Caracas” y el “Genio de La Puebla” ante toros colombianos de Ernesto Gutiérrez, destaparon el tarro de las esencias para coronar una tarde de triunfo grande -sin regalías por parte del vitalicio y palco presidencial que rige en nuestra plaza- y en especial con la sensación de haber visto una gran tarde de toros.

Tras haber tomado la alternativa en esta plaza, vuelve Hassan Rodríguez “El Califa de Aragua”, torero que se ha consolidado como uno de los valores más importantes de la cabaña de toreros aragüeño en los actuales momentos, con triunfos importantes en el coso de Calicanto en los últimos años, donde en su mayoría ha basado su paso por ruedos nacionales, pues en España, esquivas han sido las oportunidades que le han dejado. De seguro que con un poco más de aplomo en el trazo de su muleta, disfrutaremos de un buen torero en ciernes.

Atención los toros a lidiarse. Ricardo Ramírez, con los toros a su nombre, será el postre por la que así mismo se cifran las esperanzas de redituar una tarde que en el papel luce de inocultable atractivo.

CIERRE DE FERIA CON EL HAMBRE DE TRIUNFO COMO PREMISA

Para este martes, se coloca el cerrojo a la feria, con la presencia de cuatro espadas en el cartel. Nos referimos a los españoles Javier Castaño y Esaú Fernández y los merideños Leonardo Rivera y Jonnatán Guillén, ante toros (mano a mano) nuevamente de Los Aranguez y La Cruz de Hierro.

Castaño conocido por la afición venezolana, en especial tachirense, hace su presentación en Mérida, precedido con el cartel de torero solvente ante las ganaderías más respetadas de la cabaña brava española, entiéndase Miuras, Cuadri, Pablo Romero, Victorino, y pare de contar, triunfando en plazas de evidente responsabilidad como Madrid, Bilbao, Pamplona entre otras donde su valor y temple no han quedado en duda. Otro concepto es Esaú, torero sevillano de joven rodaje, quien como novillero y matador de toros el año pasado, ha triunfado en Sevilla, como de la misma forma en Maracay, en su presentación, cosechando un éxito que le avala el darse a conocer por estos predios.

Como ya señalamos, oportunidad para no dejar pasar la que se les presenta a los emeritenses Rivera y Guillén, ambos con poco contratos en su haber en las últimas temporadas, pero que seguro constituyen estimulo más que razonable para echar andar de nuevos sus carreras como toreros en estos momentos duros por la que atraviesa la fiesta brava en el país.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada