viernes, 24 de agosto de 2012

VENEZUELA: Valencia, una plaza de primera / Por EL VITO



En la capital del Estado de Carabobo se fundó en Noviembre de 2008 el Capítulo de Valencia del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida en presencia de su entonces alcalde, Paco Cabrera, y presidido por el Dr. Enrique Barrios Barrios 

************
"... Paco Cabrera transformó la ciudad y la convirtió en la más bella de Venezuela, la de las mejores ofertas para sus ciudadanos permitiéndoles realizar sus sueños: por ello lo llamamos “el Alcalde de los suelos realizados”. Su gran realización además de la transformación de la Plaza Monumental fue la creación de el Ferial de Valencia, inspiración de un goloso proyecto de 
Vicente Lozano Rivas. Único e inigualable..."


Valencia, una plaza de primera

EL VITO / A LOS TOROS
Caracas, 23/08/2012.- Al fin se supo a quien la municipalidad le otorgó el “placé” para administrar la Monumental de Valencia y de organizar la Feria del Socorro. Semanas antes supimos en Fabio Grisolía fue designado empresario de San Cristóbal. El nombre de Erick Cortés, el favorecido en Valencia por elComité de la Feria que preside Emilia Guardia de Parra, es un nombre más ligado a los carteles de toreros que a un proyecto de temporada, como ocurrió sorpresivamente en las oficinas del Concejo de Valencia.
Cuando en 1997 la Monumental de Valencia se convirtió en el centro de atención del mundo taurino, Venezuela y muy en especial la región deCarabobo, era la zona continental más promisora de América Latina. Un gran esfuerzo de un puñado de hombres que entendió el alcance que podría tener este escenario taurino, lo mismo que la proyección de la ciudad.

Valencia como plaza de toros era como un papel atrapa moscas, pues atrajo hombres como el del sevillano Diodoro Canorea, empresario de la Maestranza, Pedro Balañá, que controlaba junto a su padre la plaza de Monumental Barcelona y el banquero y ganadero mexicano Alberto Bailleres, propietario de las ganaderías de Mimiahuapam, Begoña y de la Empresa Demsa, la más poderosa de México. Cada cual en su estilo y contactos lanzaban su anzuelo porque querían ser los empresarios taurinos de la gran plaza sudamericana.
Un valenciano, Oswaldo Michelena, de mucha solera valenciana, y un caraqueño, José Manuel Pérez Pérez, ligado desde siempre con los toros, con la buena pro del más progresista Concejo Municipal que haya conocido cualquier Alcaldía venezolana, fueron los encargados de aquella primera Feria de la Naranja. Pérez Pérez encargó a Sagasty, para pintar los carteles y la propia imaginación del caraqueño lque llenó de atractivos slogans la invitación al público de todas partes a los espectáculos en la Plaza de Toros Monumental.
Valencia fue, como más tarde serían Mérida Maracaibo, fue la respuesta allo logrado por los tachirenses en San Cristóbal, una ciudad que vivía un taurinismo encendido por su proximidad a una Colombia pujante en la Fiesta de los Toros y rodeada por un rosario de comunidades muy taurinas por razones de tradición y de cultura agropecuaria. 

GIRÓN COSECHÓ LA SEMILLA DE JOSELILLO

Hubo un acontecimiento en La Guacamaya que acicateó a los valencianos. Fueron aquellas corridas que en 1965 organizó Joselillo de Colombia en una plaza portátil en predios de La Guacamaya, con toros mexicanos de Campo Alegre, Santacilia y Santa Marta con Antonio Ordóñez como centro de atracción Jaime Ostos, Luis Segura, Tomás Parra y Ramón Montero “Maravilla” como los espadas venezolanos y con Joselillo de Colombia, por supuesto, en los carteles. Cuatro tardes de toros, al estilo de José Zúñiga, gran torero uy prócer empresarial sudamericano. Así lo había hecho en La Concordia del Táchira y más tarde en Táriba, festejos que impulsarían al los grupos de hombres que creyeron en Valencia y San Cristóbal como plazas de toros. Nunca se le ha rendido un justo reconocimiento a este gran torero de Colombia que desbordó su pasión por tierras americanas.

La noticia que Erick Cortés había sido designado empresario de la plaza de Valencia, fue sorpresiva. Se supo que Cortés introdujo un proyecto para que fuera considerado por la Alcaldía de Valencia, donde reposaban otras ofertas. Ofertas nacionales e internacionales.
Valencia siempre ha sido una plaza atractiva para muchos empresarios, pero también ha sufrido serios tropiezos que llegaron hasta hacer peligrar la continuidad del inmenso embudo como circo taurino.
Oswaldo Michelena fue uno de sus principales empresarios, al alba de su historia. Aquel amanecer, repetimos, cuando fue abordada y tentada a ser manejada por distintos consorcios internacionales. Sin ceñirnos a la exactitud, ya que recurrimos a la memoria, y con el peligro de someternos al pecado de la imprecisión –solicitaremos el perdón por omisión de nombres y de hechos a nuestro amigo César Dao, Cronista de la Plaza de Toros Monumental de Valencia – para recordar nombres y gestiones de quienes han sido empresarios.
Muy pronto y siendo muy joven la plaza, el maestro César Girón tomó las riendas de su organización. Varios eventos de importante trascendencia ocurrieron bajo su batuta, como el que se fuera hasta Valencia la Corrida de la Prensa cuando ya le quedaba chico el Nuevo Circo.

MANOLO CHOPERA Y SEBASTIÁN GONZÁLEZ

Fueron varios los años de César como capitán de la nave, y recordamos tardes impresionantes como aquella de la corrida de Valparaíso, con el presidente Caldera en su palco en la plaza. El propio Girón triunfante. O la última de César, con Dominguín Bienvenida y los toros de Reyes Huerta… Tras la tragedia de César su hermano Curro, con Julio García Vallenilla Domingo Dominguín dieron varios espectáculos y cumplieron con creces las exigencias de la afición y con la herencia de responsabilidad dejada por el maestro.
Sebastián González y Manolo Chopera administraron por varias temporadas la Plaza Grande. Fue la época de la competencia entreCurro Girón, Manolo Martínez, El Cordobés, Paco Camino, El Capea…En aquella competencia Camino cortó el único rabo otorgado en esta plaza, Curro Girón indultó el único toro que indultó en su prolífica y ejemplar carrera, Manolo Martínez se convirtió en torero favorito de Venezuela. Habrá quien olvidemos, pero no pasa desapercibido Curro Romero ni El Viti, quienes junto a los ya mencionados maestros fueron velas hinchadas con vientos de gloria, que echaron a navegar la nave por feroces aguas de la política taurina.

WALOCA SALVADORA

Inolvidable siendo El Negro Seijas el gran capitán de la Municipalidad, cuando aparece como empresario Luis Gandica. Lo recordamos como en una fuerte partida de póker, en la que Arnaldo Rincones era la autoridad. Fueron las tardes de Rafael Ponzo y de Celestino Correa en Maracaibo, tardes de triunfo, las que le calentaron el ambiente a Gandica que metió dos entradones soberbios.

¿Hay quien recuerde Terpsícore? La empresa del general Natera Moncada, que trajo aquellas inolvidables corridas del doctor Manuel Labastida, de Santo Domingo y Espíritu Santo cuando se indultó a “Guantero” el toro que padreó en casa de Michelena y dejó interesante descendencia.

Hubo una época oscura, hay que decirlo. Surgieron vetos, puñaladas traperas y la plaza fue abandonada. Hasta que un día se presentóMiguel Eduardo Dao y recogió del suelo el guante del reto, porque por los suelos estaba la plaza. Comenzó organizando corridas de “puros criollos”, como el Cervecería de Caracas. Se abrieron caminos para los toreros venezolanos, como antes no se habían abierto en esta o ninguna otra plaza. El esfuerzo atrevido y positivo de Dao fue entendido por el Alcalde más importante, y taurino, que haya tenido la ciudad de Valencia, don Francisco Cabrera.

PACO CABRERA LA REVOLUCIÓN DE LA DIGNIDAD

Paco Cabrera transformó la ciudad y la convirtió en la más bella de Venezuela, la de las mejores ofertas para sus ciudadanos permitiéndoles realizar sus sueños: por ello lo llamamos “el Alcalde de los suelos realizados”. Su gran realización además de la transformación de la Plaza Monumental fue la creación de el Ferial de Valencia, inspiración de un goloso proyecto de Vicente Lozano Rivas. Único e inigualable.

La Corrida de la Prensa creció en Valencia como hemos dicho, como crecieron sus temporadas para convertir a Valencia en la primera plaza de la república. Desaparecido el Nuevo Circo, Valencia se convierte en la referencia del toreo nacional. Circunstancias, las que siempre envuelven a los hombres provocaron la caída de la empresa que en un momento aciago le había salvado la vida. Hubo desencanto y desesperación al ver que pasaban los días , hasta que salió la fumarola, el anhelado humo blanco tan esperado por la afición venezolana que anunciaba que la Feria de Nuestra Señora del Socorro de Valencia ya tiene empresa que le organice su temporada de toros.

Se agradeció como si de tratara de un milagro, pues pasaban los días y no había noticias verídicas, sólo rumores. Hasta que la tarde del jueves 16 de agosto el Comité de la Feria de Valencia, que preside Emilia Guardia de Parra, dio el aval a la empresa Agrocasta que preside el matador de toros Erick Cortés.
- Ha sido larga la espera, nos cuenta el matador de toros Erick Cortés, quien ha recibido la buena pro para organizar este año de 2012 la temporada taurina. Lo mismo que para el año entrante, 2013, los carteles de las corridas de toros correspondientes a la Feria de Valencia. La más importante de Venezuela.
Llegamos a pensar que la crisis que vive la Fiesta de los Toros en Venezuela, Sudamérica y el mundo, envolvería a Valencia, pero la oferta que hizo Agrocasta, representada en su parte taurina por el matador de toros Erick Cortés y en sociedad con Ricardo Morales y Raúl Cabrera ha superado otras cuatro ofertas de proyectos taurinos.
- Sé, agrega Cortés, que el tiempo que nos queda es el justo. Es por eso que el míercoles de la semana entrante, 22 de agosto viajaré a Madrid, para reunirme con amigos que me ayuden organizar los carteles.
Cortés, al salir de las oficinas de la Municipalidad de Valencia se dirigió a San Cristóbal, a 800 kilómetros de distancia, donde le espera el ganadero y empresario Hugo Domingo Molina.
-Primero lo primero, señala el joven empresario, y lo más importante es el género toro. Sobre el nombre de las ganaderías y de los toros que tengan dispuestos para Valencia podremos conversar con más propiedad con los representantes de las figuras del toreo. Quiero señalar que una de las condiciones que pusimos en Agrocasta sobre la mesa, en el momento de exponer nuestra oferta fue el plan “B” en caso que económicamente no pudiéramos satisfacer las aspiraciones de los toreros. Y es el hacer una feria de carácter nacionalista; pero ya ven, el sólo hecho que vaya a España a tratar con nuestros contactos les indica que queremos organizar los mejores carteles de América.
- Nuestros planes son dar tres corridas de toros los días 16, 17 y 18 de noviembre de este año, y una novillada que pudiera ser antes envuelta en la presentación de los carteles para el abono.

Tenemos Feria de Valencia, ha sido la expresión unánime y entusiasta de la afición venezolana, que mira con ilusión el anuncio del aval hecho por la municipalidad a la empresa que preside Erick Cortés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada