viernes, 17 de agosto de 2012

MÉRIDA: ALONSO DIAZ… LA TEMPERAMENTAL ENTREGA DE UN TORERO / Por "El Castoreño"


Foto: Obertein
Alonso Díaz (al centro) saliendo en volandas junto al ganadero Fabito Grisolía, tras el indulto de 'Bonitico', Nº 2, con 375 Kg., de 'La Carbonera'. Con ellos los entonces novilleros Leonardo Benítez (der) y Erick Cortéz (izq) en tarde triunfal para el recuerdo...
Nuevo Circo de Caracas, 18 de junio de 1989.
*********************

ALONSO DIAZ… LA TEMPERAMENTAL ENTREGA DE UN TORERO

Por: Jesús Araujo “CASTOREÑO”
Cronista Taurino.

Alonso Díaz es un torero que soñó con ser matador de toros, mas no figura, él encabezó estadísticas, sumó orejas y cosechó una idolatría respetable, lucha que le valió la inclusión en la temporada de novilladas de casta en  el importante y prestigioso Nuevo Circo de Caracas.

Siendo un muchacho en su Tovar natal, le pegó “el mal de montera” y emigró en busca de oportunidades anclando en la serrana Mérida donde ingreso a la escuela taurina de la monumental.

Que mejor escuela para la novillería principiante Venezolana que las mangas de coleo, en ella, Alonso demostraba que su academicismo torero si servía, pues se pasaba por la cintura moles de carne astada que le valían admiración y aplausos.



Alegre, simpático y dicharachero le caía bien a las empresas y lo anunciaban en cartel, cosa a la que el respondía con entrega, pues Díaz  dominaba el palear morrillos con gran expectación y armaba unas marimorenas con la muleta.

La monumental de Mérida, la Vista Alegre de  Tovar, Chiguara, Barinas, El Vigía y unas cuantas plazas mas, fueron antesala para que Alonso se preparara para su presentación en Caracas, añorado  sueño que se hizo realidad al lado del entonces novillero Leonardo Benítez, festejo en el cual, la puerta grande del viejo coso se abriera para que sacaran en volandas al moreno Tovareño con ínfulas  de figura, repasando a sus alternantes ya que indulto un bravo novillo esa tarde.

Con ilusiones y planes, empaco maletas y se subió en un avión que lo llevo a España, allí, dadas sus condiciones logró actuar con regularidad y así se sostuvo, pero, cuando el “parné” escaseo retorno a la tierra natal con miras a doctorarse.

De la tierra del idioma se trajo una cicatriz como recuerdo en una de sus piernas, probó suerte en Perú para tener la suerte de tomar la alternativa en la feria de Tovar con el francés Richard Millán de padrino con toros de Los Ramírez, categoría taurina que no tuvo rodaje viéndose vestido de plata para profesionalismo personal pues llego a ser banderillero de prestigio.

Actualmente Alonso milita en las filas de los banderilleros donde goza de respeto y solidaridad por sus compañeros de gremio, es un buen consejero taurino y maneja el capote  con propiedad, cosa que alterna con los inconmensurables pares de banderillas que coloca y que le han servido para convertirse en  figura del segundo tercio… Va por Uds.! . . . montera en mano!


Email:
Mérida-Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada