miércoles, 4 de abril de 2012

Miguel Mejías en la gloria torera de los Bienvenida / Por Jesús Ramírez El Tato


Miguel Bienvenida y Nelson Hernández emocionados ante el busto de Manolo Bienvenida. 
Foto: J. Ramìrez

Miguel Mejías 
en la gloria torera de los Bienvenida

por: Jesús Ramírez “El Tato” 

Tal vez para algunos taurinos nuestros, haya pasado desapercibida la presencia en Maracay, durante la Feria de San José 2012, de Don Miguel Mejías, último integrante de la famosa dinastía torera que en la población de Bienvenida en Badajoz, creara don Manuel Mejías Luján, recordado banderillero que estuvo a las órdenes de “Bocanegra”, José Lara “Chicorro”, “El Gordito” y Ponciano Díaz, entre otros.

Don Manuel Mejías Luján, tuvo dos hijos: José Mejías Rapela que nació en 1.880 y fue banderillero muy castigado por los toros; y Manuel Mejías Rapela, a quien “Don Modesto” bautizó “Papa Negro”, creador de una savia torera fundamentada en la hidalguía, el arte y el señorío. Tomó la alternativa el 14 de octubre de 1.905 en Zaragoza a los 21 años con “El Algabeño” de padrino y “Lagartijo” de testigo. Se casó con doña Carmen Jiménez, fallecida a mediados de 1.975, procreando seis hijos, cinco matadores de toros en una dinastía fundamental para la historia del toreo.

Primero fue Manolo Bienvenida, quien nació en Sevilla, tomó la alternativa en 1.929 y fue el primer triunfador en la maestranza de Maracay en 1.933. Falleció muy joven a los 26 años de un sarcoma en los pulmones. (Este año el Círculo Bienvenida develó un busto en su memoria en la Maestranza de Maracay)

Pepe Bienvenida: También le decían Pepote; se doctoró en 1.931 en Madrid. Compitió con “Manolete” y le dio la pelea a Carlos Arruza en sus comienzos como excepcional rehiletero. Nunca resultó herido por asta de toro y actuando en un festival en la plaza de Acho en Lima en marzo de 1.968, sufrió un infarto, falleciendo en la enfermería.

Rafael Mejías Jiménez nació en 1.917 en Sevilla. De novillero fue asesinado el 17 de marzo de 1.933 en Sevilla. El presunto agresor se suicidó y las averiguaciones policiales nunca conocieron resultados.

Recorrió la plaza con admiración con Felipe Díaz Murillo y Juan Lamarca. 
Foto: J. Ramírez

Antonio Bienvenida nace en Caracas el 25 de junio de 1.922 cuando el “Papa Negro” actuaba por estos predios. Toma la alternativa en Madrid con toros de Miura en mano a mano con su hermano Pepe. Señorío y clase de gran torero, además hombre altruista muy respetado y recordado. El 3 de octubre de 1.975 una vaca traicionera de Amalia Pérez Tabernero que ya había toreado, regresó a la placita de tientas y sorprendió a Antonio por la espalda. La vaca era hija de un toro que le habían perdonado la vida en Segovia en 1.967 de nombre “Navajito”. Tres días después fallecía Antonio, se apagaba la sonrisa del toreo y la gracia torera desde las zapatillas hasta el pañuelo bordado asomando pétalos en la chaquetilla.

Angel Luís Bienvenida nació en Sevilla en 1.924 con alternativa en Madrid de manos de su hermano Pepe en 1.944. En 1.950 desaparece de los ruedos cumpliendo labores empresariales en Colombia y luego apoderó a su hermano Antonio y Curro Girón, entre otros diestros.

Juanito Bienvenida se doctoró en 1.953 de manos de César Girón y Pedrés en Barcelona. Una lesión en la pierna derecha le mermó facultades y terminó apoderando toreros, entre ellos el venezolano “Luís de Aragua”.

Y en la tarde trágica de Antonio Bienvenida en la ganadería de Pérez Tabernero, estaba presente su hermano Angel Luis y su sobrino Miguel, quien rondaba los 12 años y abría caminos como novillero.

Miguel, hijo de Angel Luís, años más tarde debutó como novillero en Colmenar Viejo y labró campaña de altura desapareciendo luego del brillo de los alamares. Este descendiente de tan gloriosa dinastía, estuvo con nosotros en Maracay durante la Feria de San José, asistiendo a la II Convención Nacional de Amigos Taurinos de la Dinastía Bienvenida y en el acto de develación del busto de su tío Manolo Bienvenida en el patio de cuadrillas de la maestranza “César Girón”.

Todo un caudal de historia sentida. Amigo de Venezuela con añejos recuerdos. Gestos y gestas de los Bienvenida se anidan en Miguel, quien en Maracay sintió la emoción al ver el busto de su tío con hermoso azulejo, obra del Capítulo Nacional Venezuela del Círculo Bienvenida por intensa gestión de su presidente Nelson Hernández. La ovación y aplausos todavía resuenan en el patio de cuadrillas en sentida manifestación de taurinería y abultados recuerdos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada