viernes, 4 de junio de 2010

RECORDANDO A ELIO GARBERI / Por Juan Miguel Núñez

CÍRCULO TAURINO

AMIGOS DE LA DINASTÍA BIENVENIDA



==========================

Hondo pesar causó en el mundo del toro el fallecimiento en meses pasados del Presidente y fundador del Club Taurino de Milán, Elio Garberi.

Este ilustre italiano gozó de la amistad de la familia Bienvenida y en especial de la fraternal relación del chico de la dinastía Juanito Mejías. Ya se preocupó Ángel Luis de que el bueno de Elio formara parte de nuestro Círculo, y su expreso deseo hizo que causara alta como socio.

Ayer el Círculo Bienvenida se sumó al entrañable encuentro entre amigos españoles e italianos en recuerdo y memoria de Elio Garberi, por inicitativa y organizción del eximio periodista -director taurino de la agencia EFE- Juan Miguel Núñez, en un lugar histórico como lo es la Cervecería La Alemana de la Plaza de Santa Ana. Los numerosoa socios del Club Taurino de Milán pudieron comprobar que la gratitud y sentido de la amistad hacia la figura de Elio sigue vigente en el corazón de los que le conocieron.

Elio Garberi dejó huella y su estela es seguida por otro entusiasta y amante de la fiesta y de España com es el Caetano Fortini. En buenas manos está el Club Taurino de Milán, y desde aquí hacemos votos por su feliz continuidad por lo que supone excepcional oportación al prestigio de los toros fuera de nuestras fronteras.

Caetano Fortini no pudo evitar su emoción
por el recuerdo de su amigo Elio

Encuentro en torno a la figura
de un insigne aficionado taurino italiano


Noticias EFE
Madrid, 4 jun (EFE).- El italiano Elio Garberi, fallecido este invierno en su Milán natal, ha sido recordado hoy en Madrid por un grupo de intelectuales, profesionales y aficionados, "por su devoción taurina, reflejada en la actividad a lo largo de veinte años como presidente del Club Taurino de Milán, que él mismo fundó en 1983".

El encuentro, celebrado en un emblemático local del viejo Madrid, en la plaza de Santa Ana, "La Alemana", santuario de tertulias y corrillos con acento taurino, que tanto frecuentó el homenajeado, fue moderado por el periodista Juan Miguel Núñez, y al mismo asistieron unas 40 personas, italianos y españoles, amigos de Garberi a través de una misma inquietud: el toreo.

Garberi, abogado de profesión, se aficionó a los toros en los años sesenta, cuando comenzó a viajar regularmente a España para asistir a sus plazas de toros sin faltar ni una sola temporada hasta su muert
Sevilla, Valencia, Bilbao, Zaragoza y Barcelona, entre otras, fueron plazas que frecuentó, aunque donde echó las raíces más profundas fue en Madrid y Pamplona, "sus plazas verdaderas", como señaló su sucesor en la presidencia del Club Taurino de Milán, Gaetano Fortini, quien hizo un canto del "extraordinario carisma que le adornó en todos los aspectos de la vida".

"Hombre de gran envergadura intelectual, amante de la Fiesta de los Toros y de España, que estudió profundamente en sus connotaciones socio-culturales y filosóficas (se declaraba discípulo de José Ortega y Gasset), fue un personaje inimitable, fiel reflejo del aficionado internacional", resaltó Fortini.

Emoción y cariño en las palabras de recuerdo de todos los intervinientes, "porque fue modelo de aficionado, de amigo y de persona", como dijo Mariano Aguirre, presidente de la Federación Nacional Taurina.

El periodista José Antonio del Moral dijo que "propició mi primer viaje a ese maravilloso país que es Italia, donde inculcó la vocación taurina a muchos aficionados que ahora mantienen con nosotros una amistad muy sincera".

El matador de toros retirado Victoriano Valencia lo ponderó también como "aficionado a carta cabal, que defendió 'la Fiesta' más allá de nuestras fronteras, abundando así en su carácter universal".

Entrañables anécdotas contó el escritor y periodista Jorge Laverón, que también mantuvo una relación tan especial con Garberi, que llegaba a acompañarle en un día tan castizo en la capital de España como es la festividad de San Isidro, "cuando se vestía de chulapo para acercarse en taxi hasta La Cibeles, la Diosa de Madrid, pidiéndole al conductor que diera dos o tres vueltas más a su alrededor mientras le mandaba un saludo".

Al picador Domingo Rodríguez "Rubio de Quismondo" le pudo la emoción al recordar no sólo a Garberi sino a otros ya fallecidos que formaron con él un grupo humano de mucha categoría: "los hermanos toreros Antonio, Pepe, Juan y Ángel Luis Bienvenida, Juan Posada, el crítico Vicente Zabala padre, el también periodista Curro Fetén, y el pintor Pepe Puente, entre otros".

Juan Lamarca, ex presidente de la plaza de Las Ventas y vicepresidente del Círculo de la Dinastía Bienvenida, habló de "los vínculos tan estrechos que hemos tenido con él", ensalzando "la labor y la huella que dejó".

El escultor Luis Sanguino destacó de él "su amor por 'la Fiesta' y por sus profesionales". Y el también escultor Puente Jerez, aludió asimismo a "su generosidad y afición".

El italiano Amadeo Riva lo elogió como "persona muy positiva en relación con el toreo, pues trataba de ver siempre el lado mejor, aunque tampoco se escondió cuando tenía que criticar algo. Por eso tenemos que recoger su herencia para conservar lo que tanto amamos, 'la Fiesta', aún sin dejar de ver los aspectos que hay que mejorar para que persista". EFE
Un caballero como Juan Miguel Núñez
tomó la feliz iniciacita de convocar este acto
Luigi Penna

El independiente Jorge Laverón

El periodista José Antonio del Moral

El añorado picador "El Rubio de Quismondo"

El maestro Núñez, la palabra culta, el abrazo de amigo...

Victoriano Valencia habla de los valores y españolía de Elio Garberi

Juan Lamarca, rememora los lazos entre los bienvenida y Elio

El escultor Pepe Puente

El amigo italiano

Amadeo Riva

Caetano Fortini
El nuevo presidente del Club Taurino de Milán

Dos maestros
Victoriano Valencia y Luis Sanguino

Juan Lamarca y Victoriano Valencia
ante la histórica Cervecería Alemana

(1)
Italia tiene en la fiesta un primerísimo lugar de honor gracias a su Club Taurino de Milán. Fundado en 1983 por el jurista Elio Garberi y el aficionado Mario Cinato, actualmente cuenta con más del medio centenar de socios, que viajan sin desmayo cada año por las principales ferias de España en busca del merecedor del premio "A la emoción del toreo"

Mensualmente el Club Taurino de Milán presidido por Caetano Fortini, se reúne para hablar de toros, torear de salón junto al ex novillero Rico Carbone y elaborar con verdadero entusiasmo su revista semestral "El Coso". Curiosamente, se da la particularidad de que dicha revista es dirigida por Dario Gagliardini, antiguo mozo de espadas del maestro Antoñete.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada